DILUCION



                   Fue mi amor 
                   un puñadito de azúcar
                   diluido en el mar de tu cuerpo

                   Salado y triste quedo,
                   pero más fuerte permanezco
                  
                   No llores pequeña
                   habrá otros cuerpor,
                   rocosos y tiernos
                   mas yo ya te dejo,
                   marcho, sin ruido,
                   dolido, muerto,
                   nunca más prometo,
                   nunca de mi boca nunca,
                   ni de mi corazón sabrás.

                               

4 comentarios:

Colecionadora de Silêncios dijo...

Hola!

Muy buenas poesias hay aquí!
Estoy siguiendote!

Besos

corazón de letras dijo...

Gracias, también hay buen@s seguidores, ;-)

█► JOTA ENE ◄█ dijo...

ººº
Havia tanto a dizer sobre o amor...

Anónimo dijo...

después de Niza. Gracias