AMORES QUE SON PRISION



                   Si la libertad de tu sonrisa
                   fuese cierta
                   la guardaría dulcemente
                   entre las hojas de nuestro libro

                   Tu piel suave y salada
                   me serviría de sustento
                   y tus ojos
                   faros de mi tormento…

                   Guardaría en un sobre
                   el sabor de tu sonrisa,
                   la levedad de tus manos
                   y la calidez de tu aliento
                   y en un bolsillo, esperándote,
                   mi corazón entero guardaría
                   por si lo quieres algún día

                             

3 comentarios:

Colecionadora de Silêncios dijo...

Bello poema... como siempre! Encantasteme!

Besos :)

Nosty dijo...

¡Hermoso! Ese cierre me dejó suspirando, es encantadoramente sublime y bello. Un placer llegar a tu espacio. Besos

corazón de letras dijo...

Gracias a las dos, me encanta que os guste lo que escribo, y gracias también por estar aquí acompañándome, besos