RUGES EN MI SILENCIO

                
               Qué hay detrás de mi vida, 
               silencios de sal,
               tu voz cerrada y silenciosa
               me acerca al atardecer.
               Estaré aquí como vigilante gaviota
               que te acompaña en tu navegar.

               Ya no puedo vivir sin tu voz,
               aquella estrella que te protege
               ni siquiera ella es nada sin ti.
               Siempre vuelves y no te llamé,
               sólo tú y los recuerdos que traes a mi orilla.

               Me llegan memorias, pesadillas superfluas
               que te odian sin dejar de amarte,
               como aquel pequeño barco que meces
               y que tu llanto hizo perecer.
               Nunca podrás acusarme de haberte sido infiel.

               Algo más que todo eso,
               eres mi tristeza y mi melancolía,
               mi pizarra mágica dónde recito colores,
               dónde escribo recuerdos
               que recoges y que borras en un instante.

               Te necesito.
               ¿ Porqué siempre que te escribo
               me encuentro perdido y triste ?
               Tú que tantos secretos guardas
               nunca los míos desvelaste.
               Me dije que jamás volvería a escribir de ti,
               me recuerdas tanto a ella.

               Necesito vivir en ti,
               como aquellos amantes
               que respirando tu bruma
               y tus dedos escupiendo los sonidos del amor,
               no precisan más que sus miradas,
               que el alimento de sus ojos, para vivir.
               Te miro, me nutro, me ahogo sin ti.

               Cállate ! Resuenas en el barranco de mi vida,
               deja ya de pensar en ella,
               en aquellos largos paseos a tu vera,
               en tus besos en los tobillos.
               No me salpiques con sus recuerdos,
               no muerdas mi débil corazón.

               Anochece, y ese sol efervescente
               que se funde en tu noche,
               en tu manto se diluye
               al igual que yo lo hago en ti.
               Me recuerdas tanto a ella.

                     

2 comentarios:

Ceiça Lima dijo...

Belíssimo!!! Parabéns.

corazón de letras dijo...

Obrigado, Adorei Ceiça, beijos.Juan